¡Envíos GRATIS España!🙏
Inicio / Más allá de las pulseras de yoga / Navasana o "la barca" un equilibrio con concentración y amplios beneficios digestivos
Navasana o "la barca" un equilibrio con concentración y amplios beneficios digestivos

Navasana o "la barca" un equilibrio con concentración y amplios beneficios digestivos

Navasana o "la barca" es una flexión hacia delante que para ejecutarla requiere equilibrio en la zona del sacro-coxis, hacerla gradualmente y concentrar la mirada en un punto.

Entre sus beneficios está que reduce la grasa de la cintura y tonifica los riñones, y también sirve de alivio para quienes sientan hinchazón el vientre (debida a gases o problemas gástricos).

Podemos hacer navasana en la primera parte de la sesión o también como contrapostura en el caso de flexiones hacia atrás como chakrasana o "la rueda" o setu bandhasana o "el puente".

La hacemos paso a paso:

1) Respiración libre, sentados, con las piernas juntas y flexionadas; apoyándonos en las manos estiramos bien en la columna (ver Imagen 1).

Base para navasana (Esta es la base, estiramos en la columna con las piernas juntas. Imagen 1)

2) Manteniendo el apoyo de las manos en la manta inhalamos y al exhalar estiramos en las piernas, atentos al equilibrio en la zona del sacro coxis; mantenemos unos segundos (ver Imagen 2).

Tira bien de las piernas hacia arriba para acentuar la V con la columna.

Nos servimos del apoyo para subir las piernas (Estiramos bien aprovechando el apoyo. Imagen 2)

3) Una vez estabilizados, inhalamos y exhalando elevamos los brazos, estirando bien, más o menos quedarán a la altura de las rodillas (ver Imagen 3).

IMPORTANTE: Fijamos la mirada en un punto más allá de los pies.

Estiramos bien en las piernaa y mantenemos la mirada (Gradualmente tiramos de las piernas arriba y estiramos los brazo. Imagen 3)

NOTA: Atención a mantener la rectitud en la columna, es clave.

4) Mantenemos al menos 20 segundos que es el tiempo que se tarda en sentir efectos beneficiosos, podemos repetirla en 3 ocasiones.

Tras la última repetición hacemos la pausa bajando los pies al suelo, con las rodillas dobladas y apoyando la frente sobre ellas.

Espero que te animes a hacer navasana, es posible que precises algunas sesiones para hacerla pero si sigues estos pasos te saldrá con toda seguridad.

Para cualquier consulta contáctanos.

0 comentarios

Deja un comentario