¡Envíos GRATIS España!🙏
Inicio / Más allá de las pulseras de yoga / Hacemos Paschimottasana o "la pinza" con una metodología sencilla de hacer y progresar
Hacemos Paschimottasana o "la pinza" con una metodología sencilla de hacer y progresar

Hacemos Paschimottasana o "la pinza" con una metodología sencilla de hacer y progresar

Paschimottasana, conocida como "la pinza" es una flexión hacia delante que puede hacerse tras el medio saludo al sol, como contrapostura de chakrasana o bien en la última fase de la sesión.

Entre sus beneficios están: flexibilizar la columna, tonificar la musculatura de la espalda y tranquilizar la mente.

Además en el Hatha Yoga Pradipika hacen referencia a ella:

I_28. Paśchimotānāsana: permanecer con las dos piernas extendidas en el suelo sujetando los dedos de los pies con las manos y apoyando la cabeza sobre las rodillas.

I_29. Esta excelente āsana hace que el prāṇa fluya a través de suṣumnā, estimula el fuego gástrico (pitta), flexibiliza la espalda y elimina todas las dolencias que afectan a las personas.

Vamos a plantearla con varias fases que servirán para bajar poco a poco y evitar tirones, además el cuerpo se irá adaptando y también bajará per se.

1) Nos sentamos, piernas y pies juntos en contacto con el suelo y bien recta la columna (podemos usar las palmas de las manos) (Figura 1).

Partida en paschimottasana (Figura 1. Posición de partida)

2) En esta primera fase buscamos flexibilizar en bien en la cadera.

*Inhalando estiramos los brazos hacia arriba, tiramos de las manos (Figura 2).

Subimos inhalando (Figura 2. Subimos bien arriba)

*Y exhalando bajamos, desde la cadera, las manos en dirección a las puntas de los pies (Figura 3).

Exhalamos bajando(Figura 3. Bajamos desde la cadera a agarrar los pies, si no hasta donde lleguemos)

Hacemos tres respiraciones, subiendo y bajando ordenadamente (Figura 2 y 3), llevando la atención a la cadera, y en consciencia de la respiración.

En la última ocasión nos quedamos agarrando las puntas de los pies, o bien la base de los talones (si llegamos) (se ve en Figura 4).

3) En la segunda fase, sin soltar en las puntas de los pies.

*Inhalamos subiendo la cabeza y acercando el pecho a las piernas (Figura 4).

Segunda fase preparación a Paschimottasana
(Figura 4. Podemos ayudarnos de tirando de los talones)

*Exhalamos bajando la cabeza a las rodillas, o incluso un poco más adelante.

Exhalando bajamos (Figura 5. Al exhalar bajamos)

Lo repetimos dos o tres veces, con sus consiguientes respiraciones y en la última ocasión permanecemos sujetando los pies con respiración libre.

OPCIONAL: Si sentimos tirantez en esta posición, sin soltar, podemos flexionar ligeramente la rodilla y volver a extender, en varias ocasiones hasta que desparezca.

4) Bajamos la cabeza y nos relajamos en la postura (Figura 6), permanecemos 15 a 45 segundos. Es posible que si ya la dominas puedas llegar a permanecer hasta 5 minutos.

Paschimottasana o la pinza (Figura 6. En la asana clásica se sujetan los pulgares)

OPCIONAL: También podemos llevar la atención a la respiración y hacer un recorrido inhalando desde mooladhara hasta llegar a ajña chakra; y exhalando al revés.

ATENCIÓN: Mantener toda la superficie de las piernas en contacto con el suelo.

Volvemos a la vertical desde la cadera, cerramos los ojos y observamos los cambios con las manos sobre los muslos o bien en jñana mudra.

Esperamos que te haya gustado y que nos contactes para cualquier cuestión.

0 comentarios

Deja un comentario