¡Envíos GRATIS España!🙏
Inicio / Más allá de las pulseras de yoga / Mareechyasana o la postura del "gran sabio" que ayuda a estirar y tonificar la flexibilidad de la columna
Mareechyasana o la postura del "gran sabio" que ayuda a estirar y tonificar la flexibilidad de la columna

Mareechyasana o la postura del "gran sabio" que ayuda a estirar y tonificar la flexibilidad de la columna

Mareechyasana o la postura del "gran sabio"* es una flexión hacia delante con cierto grado de torsión, asequible en sus distintos tipos de alumno.

Recomendamos hacerla en la segunda parte de la sesión:

1) para prepararnos de cara a la posición sentada de meditación, o bien 

2) podemos integrar como fase inicial de un grupo de asanas de flexión hacia delante (por ejemplo: paschimottasana o "la pinza" con kurmasana o "la tortuga" o bien hastha padasana).

Entre sus beneficios nos ayuda a estirar y tonificar músculos y ligamentos de la columna, fomentando la flexibilidad. También estimula la digestión, al comprimir el abdomen y favoreciendo las funciones orgánicas.

Favorece la torsión de las vértebras superiores de la columna, mientras que Ardha Matsyendrasana trabaja más la zona lumbar.

Vamos a hacerla:

1) Nos sentamos sobre la esterilla, con las piernas estiradas, juntas. Apoyados en la palma de ambas manos enderezamos la espalda (Ver Imagen 1).

Punto de partida para Mareechyasana (Imagen 1. Mantenemos la columna estirada y la mirada al frente).

2) Doblamos la rodilla y apoyamos el pie izquierdo en el suelo. Traemos la pierna izquierda hacia nosotros, enlazando las manos por delante de la tibia, hasta que llegue a estar en contacto con la ingle (ver Imagen 2). Mantén la mira al frente. 

Agarramos la pierna izquierda (Imagen 2. Traemos la pierna izquierda al contacto con la ingle).

3) Giramos desde la columna al lado derecho, apoyando la mano izquierda en la manta pasándola por delante de la rodilla. La mano izquierda nos sirve para acentuar un poco la torsión que se sigue manteniendo la mirada arriba a la derecha (ver Imagen 3).

IMPORTANTE: La pierna doblada debe permanecer más o menos perpendicular al suelo.

OPCIONAL: Inhalamos y exhalamos 3 veces, llevando la atención al origen y la salida del aire del cuerpo.

 Vamos a lado derecho apoyándonos en las manos (Imagen 3. Pasando el brazo por delante giramos a la derecha la columna).

4) Con la columna recta, enlazamos por detrás de la espalda las manos agarrándonos la una a la otra con los dedos (ver Imagen 4). Percibimos la torsión en las vértebras dorsales.

OPCIÓN 1: Podríamos quedarnos ahí manteniendo durante 30 segundos con la respiración libre o realizar 3 respiraciones completas manteniendo la postura.

Entrelazamos las manos por detrás de la columna (Imagen 4. Posición final de la Opcion 1, entrelanzando la manos por detrás).

5) En la OPCIÓN 2 hacemos una flexión hacia delante, llevando la cabeza al contacto con la rodilla derecha (de la pierna estirada). 

5.1) Llevamos la mirada al frente, manteniendo estirada la pierna (ver imagen 5.1) y sin soltar en las manos.

La mirada al frente para bajar (Imagen 5.1. Llevamos la mirada al frente y nos preparamos para bajar).

5.2) Inhalamos estirando la columna y exhalamos bajando desde la base de la cadera (ver Imagen 5.2).

Inhalamos y exhalamos bajando desde la columna (Imagen 5.2. Inhalamos y estiramos bajando poco a poco).

5.3) Vamos bajando hasta tocar con la frente en la rodilla, ahí podemos mantener con respiración libre durante 30 segundos (ver Imagen 5.3). Después volveríamos a la vertical y hacemos una pausa llevando la atención a la columna.

Pausa en la opción 2 (Imagen 5.3. Mantenemos al llegar con la frente a la rodilla)

6) Hacemos la otra pierna.

Espero que te anime a hacer Mareechasana y que si tienes cualquier duda nos la plantees! 

 

*Esta asana debe su nombre al sabio Mareechy, aunque también podría ser una contracción de Maha (grande) y Rishi (sabio) (quienes mantuvieron viva la tradición de las pulseras de yoga por miles de años).

0 comentarios

Deja un comentario