¡Envíos GRATIS España!🙏
Inicio / Más allá de las pulseras de yoga / Flexibilidad y fortaleza con Adho Mukha Shvanasana o "el perro boca abajo"
Flexibilidad y fortaleza con Adho Mukha Shvanasana o "el perro boca abajo"

Flexibilidad y fortaleza con Adho Mukha Shvanasana o "el perro boca abajo"

Hace un par de semanas vimos Bhumi Pada Mastakasana, una postura semi-invertida en equilibrio sobre la cabeza, ahora veremos su "hermana pequeña" Adho Mukha Shvanasana o "el perro boca abajo".

Esta asana es perfecta por si algún alumno tiene dificultades en Bhumi Pada Mastakasana, además estira mejor brazos y columna, y también es una estupenda preparación dinámica para enlazarla con Bhumi Pada. También se utiliza en el Saludo al Sol y en el medio Saludo al Sol.

Adho Mukha Shvanasana(Fíjate en la posición de los pies, brazos y cabeza)

Como beneficios: equilibrante de la respiración, tonificante, combina flexibilidad con fortaleza y energizante si, en mantenimiento, introducimos respiración rápida (inhalar y exhalar rápidamente).

Por lo tanto la incluiríamos en la parte final de la sesión, vamos a hacerla:

1) Nos sentamos de rodillas sobre los talones, en vajrasana, en la parte de atrás de la manta

2) Inhalamos y exhalando vamos adelante, sin despegar las rodillas del suelo, posamos las palmas de las manos sobre la manta (como si fuéramos a gatear).

3) Inhalamos de nuevo y exhalando subimos la cadera, estirando bien en las piernas (juntas en la medida de nuestras posibilidades) apoyándonos en las palmas de las manos y sobre la punta de los dedos de los pies.

Formamos una V invertida con piernas y brazos, empujamos bien en el suelo.

ATENCIÓN: La cabeza debe mantenerse en línea con los brazos o ligeramente hacia adentro.

4) Con respiración libre ajustamos, bajando los talones al suelo (cada uno en sus posibilidades, sin forzar) mientras mantenemos brazos y piernas estirados;  permanecemos conscientes, estirando bien en la columna 

IMPORTANTE: Mantener el alineamiento.

5) Mantenemos la posición medio minuto o un minuto con respiración rápida.

6) Volvemos bajando las rodillas sobre la manta y sentandonos sobre los talones, bajamos la frente al suelo. Podemos hacer ahí la pausa o bien en vajrasana manteniendo pronam mudra.

Lleva la atención a la columna y percibimos los cambios.

Espero que te haya gustado, para cualquier duda contáctanos.

0 comentarios

Deja un comentario