¡Envíos GRATIS España!🙏
Inicio / Más allá de las pulseras de yoga / Al fin una postura invertida que podemos hacer todos*, viparita karani asana
Al fin una postura invertida que podemos hacer todos*, viparita karani asana

Al fin una postura invertida que podemos hacer todos*, viparita karani asana

Hoy haremos viparita karani asana, una postura invertida, más asequible que shirshasana, con beneficios como estimular vishuddi, intensificar el riesgo sanguíneo, así como rejuvenecedora y que mejora el metabolismo.

Uno de los múltiples motivos por el que nos encantan las posturas invertidas es porque equilibran los nadis ida y pingala, con efectos directos sobre la respiración (también salamba anantasana lo hace), y como reintegradoras del amrit o soma a los centros superiores (que vimos con el chakra Bindu).

Viparita karani asana
(en la imagen fíjate en la posición de las manos sujetando la cadera)

Ideal para realizar después del saludo al sol o bien en la parte final, si necesitamos entrar en calor para ejecutarla. Muy recomendable incluir en todas las sesiones una postura invertida.
Vamos a hacerla:

1) Nos tumbamos sobre la manta con los brazos a los lados y las palmas hacia el suelo.

2) Elevamos las piernas en el aire y después, ayudados por las manos, despegamos la cintura de la esterilla, llevando los pies a la altura de la cabeza (pero apuntando al cielo).

3) Doblamos en los codos y dejamos que las manos  (cada una por su lado) sujeten la cadera, como si agarraran una taza.

4) Subimos las piernas a la vertical, y debemos notar como el peso de la cadera descansa sobre las manos. Mantenemos los ojos cerrados, la cabeza y el cuello en contacto con la esterilla.

Ajusta la postura y mantente en inmovilidad.

Instalados en viparita karani podemos hacer un recorrido por los chakras, acompasado con la respiración completa, o bien llevar la atención a vishuddi y realizar 10-15 vueltas de respiración completa.

Permaneceremos unos 3-5 minutos, dependiendo de cada alumno.

5) Volvemos de forma ordenada, dejando caer las piernas hacia la cabeza, bajando las manos a la manta y con las piernas dobladas, ponemos los pies también en la esterilla.

Espero que te haya gustado y para cualquier consulta, estamos a tu disposición.

*Obviamente absténganse personas con dolencias cardíacas severas, tensión alta y tiroides inflamadas o con otitis.

0 comentarios

Deja un comentario